Vidorra Espectacular

Descubre el Vino Botánico que mejor marida con el aperitivo

En el Empordà, bajo el sol mediterráneo y junto a los vientos de la tramontana, nace una historia de amistad y amor por la cultura local y la pasión por la naturaleza. Vidorra es algo más que un vino, es un sueño hecho realidad, un elogio a la riqueza de la tierra y el mar.

El origen de un sueño

La respuesta radica en la conexión de la chef Iolanda Bustos con el paisaje ampurdanés. Siempre cerca del mar y de las playas que se encuentran rodeados de plantas medicinales, ingredientes clave para bebidas ancestrales.

Del fruto de los viñedos de Mas Vida nació un vino de vibrante acidez, que captura la esencia de los botánicos. Durante 40 días y 60 noches, este vi baila en la damajuana, mientras la magia de la luna y las estrellas velan su proceso.

Por otra parte, es esta simbiosis entre el vino y las plantas locales con más de 50 botánicos cultivados y recolectados por Emporarom, los que absorben los gustos y aromas amargos, cítricos y mentolados.

¿Cómo es Vidorra?

Es más que un vino, es un reflejo del paisaje ampurdanés. Con un color bronceado por el sol, este vino botánico despliega toda la esencia de las plantas aromáticas del Mediterráneo. Con un carácter agreste, combina la fuerza del mar y la tramontana con la serenidad de la luna y el sol, transportando al bebedor a un viaje sensorial único.

La mejor forma de disfrutar de Vidorra es compartiéndolo con ilusión, alegría y buena compañía. Acompáñalo con unas latas de berberechos u unos olivos que mariden con el momento del aperitivo y deje que su esencia le transporte a la esencia del Mar Mediterráneo. Que cada trago de Vidorra sea un recordatorio de la belleza que nos rodea y de la magia que se encuentra en cada gota de vino. Con un brindis, celebramos más que el simple placer de degustar un buen vino; celebramos la amistad, el amor por la naturaleza y la riqueza de nuestra cultura

Salud, vi y flores: ¡este es el brindis del Vidorra Espectacular!